Identificación y tipificación de Áreas Potenciales para la Restauración de Manglares: El caso de los humedales de la Cuenca del Río Papaloapan, Veracruz, México

Introducción

Los manglares son bosques acuáticos o inundables donde predomina una serie de especies adaptadas a la salinidad y a estar bajo una lámina de agua de altura variable durante algunos meses al año; se distribuyen en los climas tropicales de la Tierra, abarcando ecosistemas costeros como orillas de lagunas, esteros, ríos con influencia salina, deltas, marismas y barras. Dentro de las especies más representativas en el área del proyecto están: mangle rojo (Rizophora mangle) (foto 1), mangle blanco (Laguncularia racemosa) (foto 2) y mangle negro (Avicennia germinans) (foto 3). Estos árboles forman la estructura principal de la vegetación, y hay presencia de otras herbáceas adaptadas a las condiciones de inundación y salinidad.

Regularmente los manglares se desarrollan en las partes bajas de las cuencas (zonas de emisión); aquí se reciben las aguas provenientes de las zonas media y alta de la cuenca.

En los manglares predominan procesos de acumulación de sedimentos, descomposición de la materia orgánica, transformación y transferencia de nutrientes hacia unidades paisajísticas adyacentes. Los manglares son muy productivos en generación de hojarasca
que se renueva año con año. Esta materia orgánica que aportan los manglares y otros humedales, es la base de la cadena alimenticia, de la que dependen gran cantidad de especies de importancia ecológica y comercial.