Restauración experimental de un popal invadido por el zacate alemán (Echinochloa pyramidalis, POACEAE) en el sitio Ramsar No. 1336 La Mancha y El Llano

Los humedales abarcan muchos tipos de vegetación distintos. Varían en función de su origen, tamaño, localización geográfica, régimen
hidrológico, química, características de la vegetación, del suelo y de los sedimentos. Se presentan en todos los climas y en todos los continentes abarcando desde una hectárea hasta miles, desde sistemas sumamente productivos hasta los muy pobres.

Conforman una gran variedad y riqueza de comunidades vegetales con distinta composición, formas de crecimiento y estructura.

Los popales son humedales de agua dulce donde dominan plantas herbáceas emergentes. Este tipo de vegetación se distribuye en Veracruz, Tabasco, Chiapas y Campeche. Su fisonomía es de una comunidad densa de plantas herbáceas de 1 a 3 metros de alto que
forman un tapiz. La vegetación acuática y subacuática no cubre grandes extensiones; sin embargo, es un grupo de gran importancia, tanto florística, debido a que se reconocen 747 especies de plantas acuáticas que en su mayoría no están restringidas en su distribución geográfica y alrededor de mil especies de fanerógamas, de las que el 15% son endémicas al país, como de fauna, debido a que funciona como hábitat invernal para muchas especies de aves migratorias.

Los cambios en la dinámica hidrológica han sido la principal causa de transformación de humedales, como los popales en Veracruz. La degradación de humedales en la región de estudio, La Mancha y El Llano, es básicamente debida al asolvamiento de las lagunas costeras por la introducción de un ducto de PEMEX en la boca de las mismas y la introducción e invasión por gramíneas africanas asociadas con la ganadería extensiva. La invasión por gramíneas, particularmente por Echinochloa pyramidalis, es un problema que requiere atención. Cada vez más popales están siendo transformados por actividades ganaderas (resultados del proyecto La restauración ecológica se define actualmente como el proceso de asistir la recuperación de un ecosistema que ha sido degradado, dañado o destruido. La restauración del popal de La Mancha presenta la primera experiencia en México para este tipo de humedal herbáceo.

El popal en restauración se ubica dentro del Centro de Investigaciones Costeras La Mancha del Instituto de Ecología entre una laguneta de agua dulce bordeada de vegetación arbórea (selva baja inundable), un sistema de dunas costeras, y una laguna salobre bordeada por manglar. Esta situación hace que el popal normalmente funcione como espacio de tránsito, anidación y refugio de fauna acuática (aves, reptiles, anfibios, peces, insectos y crustáceos) y, por lo tanto, de conservación de la biodiversidad. Los cambios en el ecosistema natural generados por la invasión del zacate alemán han disminuido la disponibilidad de este sitio como hábitat para mucha fauna silvestre porque disminuyó la variedad y calidad de alimento, se perdió la conectividad suelo‐agua‐aire por el exceso de materia orgánica acumulada sobre el suelo, la construcción de refugios subterráneos se dificulta por la compactación del suelo, y lo cerrado de la vegetación obstaculiza el tránsito de especies pequeñas como tortugas y aves vadeadoras.